Romanian savarin cake. {Receta rumana}

domingo, abril 10, 2016

savarin

La entrada que normalmente publico los lunes en el blog, en esta ocasión se adelanta un día, porque hoy domingo 10 de abril tenemos una cita con el reto #reposterasporeuropa.

Otro día más que partimos felices de viaje gastronómico, esta vez con destino a Rumanía. Da igual el destino, lo importante es que coincidimos todas en el aeropuerto con la maleta llena de ganas de compartir todo lo que aprendemos en estos viajes gastronómicos tan enriquecedores.

Rumanía es un país que ha sido ocupado, a lo largo de la historia por griegos, romanos, turcos y astrohúngaros. Incluso otros países europeos como Francia, Polonia, Italia o Rusia, también han tenido una profunda influencia sobre la cultura y el idioma de Rumanía. No en vano el rumanao es una lengua romance y no eslava como mucha gente piensa.

savarin

Todas estas diferentes influencias de los distintos países quedan patentes en la cocina tradicional de este país. Un ejemplo claro de estas influencias francesas es la receta que hoy os traigo.


El savarín rumano es prácticamente idéntico al savarín francés emborrachado en ron, o al polaco, pero sin pasas. Este bizcocho se prepara con una masa de levadura dulce que está empapada durante toda la noche (aunque por cuestión de tiempo se suele acelerar este procedimiento), después de la cocción, con un jarabe hecho a base de agua, azúcar y ron y posteriormente relleno con crema pastelera o crema batida y adornado con fruta fresca.

savarin

El origen de este pastel se remonta al siglo XVIII, en el que el pastelero del rey polaco Estanislao, inventó un pastel de textura blanda para que el rey, que tenía fatal la dentadura, pudiera tomarlo. Lo que hizo fue emborrachar el famoso dulce polaco Kouglof, con un vino dulce y así conseguir que éste tuviera una textura muy blandita y fácil de masticar.

Como a Estanislao le gustaban mucho los libros de Ali Babá, bautizó este dulce con el nombre de "Pastel Alí Babá". Posteriormente en el siglo XIX se rebautizó el pastel con el nombre de "savarín"en honor al famoso Jean-Anthelme Brillat-Savarin, jurista francés autor del tratado de gastronomía "Fisiología del gusto" (1825).

savarin

La presentación del pastel se modificó y aunque actualmente el Babá y el Savarín son brioches dulces, ambos emborrachados en almíbar, el Savarín tiene un formato más grande, siendo el Babá presentado en formato individual y con forma o no de corona. Los dos están rellenos con crema batida y algunas veces se acompañan de frutas.

En Rumanía es un postre que se suele servir en ocasiones especiales tales como bodas, bautizos, y otros acontecimientos felices.

savarin

Para prepararlo y como no tenía moldes en forma de corona individuales, opté por utilizar unos moldes de esos que venden de aluminio deshechables para preparar las magdalenas. Luego una vez horneados los corté para poder rellenarlos después de emborracharlos en el almíbar.

savarin

INGREDIENTES

Para el pastel

  • 7 gr. de levadura seca de panadería
  • 50 ml. de leche entera tibia
  • 350 gr. de harina
  • 4 huevos grandes
  • 30 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Ralladura de ½ limón (opcional)

Para el almíbar de ron

  • 300 ml. de azúcar
  • 600 ml. de agua
  • 50 ml. de ron
  • El zumo de ½ limón
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón

Para la decoración

  • 250 ml. de nata líquida para montar 35% M.G.
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Un puñado de frambuesas


ELABORACIÓN

Preparamos la masa, para ello disolvemos la levadura en la leche tibia. En el vaso de la batidora de pie usando el gancho, mezclamos la harina la mezcla de levadura y leche, los huevos, el azúcar y la sal. La masa estará blanda y pegajosa, entonces añadimos la mantequilla, la vainilla y la ralladura de limón y seguimos mezclando.

Cubrimos con un paño y dejamos que leve en un lugar seco y cálido hasta que doble su volumen.

Precalentamos el horno a 150º C. Engrasamos unos moldes individuales con un poco de mantequilla. Cuando la masa haya levado amasamos y dividimos la masa en porciones individuales y la colocamos en los moldes. Cubrimos con un papel film engrasado y dejamos levar una vez más durante 30 minutos.

Horneamos durante 30 minutos o hasta que insertando un palito en el centro, éste salga limpio.

Mientras tanto preparamos el almíbar. En una cacerola mediana mezclamos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición a fuego medio-alto. Revolvemos hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Añadimos el ron, el zumo y la ralladura de limón y dejamos que hierva durante 2 minutos más. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Sacamos los moldes del horno y dejamos que se enfríen.

En un recipiente, con la ayuda de una batidora de brazo, montamos la nata con el azúcar a punto de nieve. Llenamos una manga pastelera con la nata y reservamos.

Cuando los pasteles están fríos cortamos transversalmente por la parte superior (dejando una especie de tapas).

Sumergimos los pasteles, uno por uno en el almíbar y dejamos que se empapen bien ambas partes y los vamos colocando en una fuente. Rellenamos con la nata montada y unas frambuesas y colocamos la tapa en la parte superior.

Refrigeramos al menos un par de horas antes de servirlos.

savarin

Os diré que me he quedado con las ganas de presentarlos en forma de mini coronas, con el típico agujero en medio, así que en cuanto me haga con esos moldes, repetiré la receta de nuevo. Mirad que cuando a mi se me mete una cosa en la cabeza...

savarin

Al igual que con el #retoalfabetodulce, cada vez van quedando menos países europeos donde viajar. Deseando saber, cuál será nuestro próximo destino.

También Podría Gustarte

31 comentarios

  1. Hola! Qué pinta más buena! Siempre es un placer conocer un poco más de los países con estas delicias! Besis

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu reinterpretación de éste clasico rumano, la pinta es apetecible a no poder más gracias por la receta

    ResponderEliminar
  3. woww Ana!Monisimos y deliciosos!!como estén igual de buenos que preciosos son madre mia...
    besotes

    ResponderEliminar
  4. Ay Dios! Es que se ven irresistibles, vengo salivando con otra de las recetas y llegó aquí y no puedo más, me los llevo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. !Qué delicia Ana!!. Ahora mismo me comería uno...!!!. Gracias por "cultivarnos" un poco más con esta historia sobre la procedencia de tu postre!!. A ver qué nos depara Pili para el próximo me...!Un beso!!. MAIKA-DULCE PECADILLA.

    ResponderEliminar
  6. Hola! soy nueva en el reto. Veo tus pastelitos y quiero comérmelos todos! qué fotos más bonitas! y la historia interesantísima! Un saludo!
    Jimena- Golosos del Mundo

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta, seguro que está buenísimo con la nata y las frambuesas.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  8. Se ven deliciosos y me encantan, son tan cucosssss...
    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado preciosos Ana, y de seguro que riquísimos !!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que delicia de pasteles espero probarlos, un abrazo Ana
    Carolina

    ResponderEliminar
  11. Qué bonitos¡ Me gustan mucho¡ Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  12. Qué ricos, con lo que me gustan a mí los savarines!

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta que tiene!!!!!!!! yo no soy nada de alcohol, así que le quitaría el ron al almibar, pero aún así estoy segura que quedaría deliciosos... Y que gran presentación, como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Qué rico Ana!! Tienen una pinta estupenda, con ese relleno y con el almíbar tiene que estar deliciosos. Gran reto!

    ResponderEliminar
  15. Pues en forma de corona o no, como siempre, te han quedado divinos, eres una crack!!! Eso si, estoy deseando verlos en forma de corona... jejejeje!!! Ahí chinchando... jejeje!
    Me encanta tu aportación, es simplemente genial!!!
    Besotes guapa!!! ^_^

    ResponderEliminar
  16. Un bizcocho delicioso El savarín, con una historia preciosa, no sabía yo que también había versión rumana.
    Aunque si, conocía la versión francesa.
    A mí me encanto cuando lo prepare, esas porciones se ven muy apetecibles. Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Sin palabras me he quedado, tienen que estar de vicio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que ricos y que bonitos te han quedado Ana, están para comérselos......
    Un bst.

    ResponderEliminar
  19. Tiene una pinta estupenda! No conozco la repostería rumana...pero como esta pinta estupenda, seguro que me guste y habrá que probarlo!

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa !!!!
    Qué pinta más rica, me encantan estos mini savarines !!!! Con su almíbar y su relleno de nata y el toque fresco de las frambuesas, deben de estar de vicio !!!!! Mmmm... se me hace la boca agua :) Un abrazo guapísima !!!!!

    ResponderEliminar
  21. Muy buena receta, se ve irresistible con una buena taza de te!
    Un Beso
    Dulces Éxitos
    Kim!

    ResponderEliminar
  22. Menudo bocado! Tiene un aspecto esponjoso que solo de ver estos pastelitos, se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar
  23. Ups! No se si mi anterior comentario se ha guardado. En fin, que me chiflan y que voy a tener que ponerme definitivamente con ellos que me has dado envidia!

    ResponderEliminar
  24. Sounds interesting these cute little ... And your presentation is intriguing ... Thank you for your beautiful comment on my blog. A little while ago he wrote a friend who lives in Spain. Is it true that you havet lilacs? Spring would not be so without their wonderful flavor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you for your coment Bety.
      Nooooo, We have lilacs. In my house (terrace) but I have not yet... I love them :)
      Kisses

      Eliminar
  25. Me estoy sorprendiendo mucho con la repostería rumana. No sabía que tenía cosas tan deliciosas y tanta variedad de postres. Después de ver vuestras recetas me tengo que poner a investigar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Ana que ricos! Mi comentario llega un poco tarde por falta de tiempo pero estoy disfrutando mucho con los dulces de todas!
    Estos savarín tienen que matar de buenos :)
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Te han quedado deliciosos Ana!! Y la mar de bonitos me encantan! Un beso

    ResponderEliminar