Ris a la mande. {Receta danesa}

miércoles, junio 15, 2016

ris-a-la-mande

Ya hace más de dos años desde que cogimos el primer avión de #reposterasporeuropa con destino a Suiza y desde entonces hemos compartido recetas y experiencias de todos los viajes que hemos realizado en estos más de veinticuatro meses.

No sé vosotros, pero yo, el mes pasado en un principio, me llevé un disgusto enorme cuando Pili, nuestra anfitriona del blog "Tothom a la cuina", nos comunicó que no podía continuar con este reto que tan buenos sabores de boca nos deja todos los meses. Me dio mucha pena porque es un reto que me encanta, ya que nos obliga a documentarnos y con el que todos aprendemos acerca de las costumbres, gastronomía y tradiciones de los países que vamos visitando.

cerezas, cherries

Entiendo que un reto, al igual que un blog, es como un bebé que nos demanda mucho tiempo y que muchas veces nos cuesta compaginarlo con nuestro día a día. Como le decía a ella sé que es una decisión difícil, aunque meditada, máxime cuando este reto ha tenido siempre una acogida fantástica desde el principio, y la sigue teniendo. Por eso tengo que darle las gracias a Isabel del blog "Gotas de Azúcar y Vainilla", por continuarlo y así poder seguir disfrutando todos los meses de dos de mis aficiones preferidas: la repostería y viajar.


ris-a-la-mande

Este mes viajamos a Dinamarca, país que no conozco y que tengo de los primeros en mi lista de próximos destinos. Tengo ganas de visitar Copenhague, una de las capitales más ecológicas del mundo y la más acogedora del norte de Europa, llena de cafés y con los mejores restaurantes de los paises escandinavos. Es una perfecta combinación entre tradición y modernidad.

También en Copenhague podemos encontrar el mejor restaurante del mundo elegido durante 4 años de manera consecutiva: Noma, una mezcla de las palabras "Nordic" y "Mad" (comida en danés).

ris-a-la-mande

El smørrebrød o "sandwich abierto" es la comida más famosa de Dinamarca, y se sirve en la mayoría de restaurantes de Copenhague. Se trata de unas rebanadas de pan de centeno untadas con mantequilla y acompañadas por fiambre o arenque ahumado. También se sirve con salmón o anguila acompañados de pepinillos, huevo duro, queso y lechuga. Al ser el plato nacional por excelencia, según el tipo de local, podemos encontrarlo en su versión más sencilla o en la más sofisticada.

ris-a-la-mande

La gastronomía danesa nos ofrece una gran número de postres a los que es difícil resistirse. Tenemos el Karamelrand med is que es un flan de huevo muy parecido al clásico flan español, el Wienerbrød o masa de hojaldre rellena de almendras y canela, Citronfromatge un postre típico de Navidad a base de nata y limón, los Ebleskivers o bolas de panqueque, las típicas galletas danesas de mantequilla que todos conocemos o el postre que he preparado en esta ocasión y que a continuación os cuento.

El ris a la mande, nombre que proviene del francés ris à l´amande, signfica arroz con almendras. Es un postre tradicional danés que es ni más ni menos que la versión nórdica de nuestro arroz con leche de toda la vida y que se sirve en Navidad y Fin de Año para poner el broche final a las comidas de estas celebraciones.

ris-a-la-mande

La versión danesa se prepara hirviendo primero el arroz en agua y después echándolo en la leche. Una vez listo se mezcla con nata montada, vainilla y almendra picada y suele tomarse frío con una salsa de cerezas.

Pero ahí no acaba todo. Se esconde una almendra entera en el arroz con leche antes de servirlo y la persona que se la encuentra tendrá buena suerte para el año que comienza. Además a veces, recibe un premio, esto es en lo que consiste el juego, que se convierte en el momento más esperado de la comida, sobre todo por los más pequeños de la casa, por eso suele ser habitual que los adultos escondan la almendra en la parte del arroz destinado a los niños.

ris-a-la-mande

Además, en Nochebuena los niños daneses suelen dejar unos platos de ris a la mande en la cocina de sus casas para tentar a los elfos que acompañan a Papá Noel, para que les dejen los mejores regalos. Esto es un chantaje en toda regla diría yo, jajajajaa.

ris-a-la-mande

INGREDIENTES

  • 1,5 litros de leche semidesnatada
  • 200 gr. de arroz (tipo bomba o redondo)
  • Una pizca de sal
  • Una rama de canela (opcional)
  • 120 gr. de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 200 ml. de nata líquida para montar 35% M.G.
  • 1 almendra entera
  • Almendras fileteadas
  • Salsa de cerezas o mermelada de cerezas



ELABORACIÓN

En un cazo ponemos la leche, el azúcar, la canela, la sal y las semillas de la vaina de vainilla. Llevamos a ebullición. Colamos la leche para eliminar los restos de canela y volvemos a poner la leche en el cazo.

Añadimos el arroz y bajamos el fuego. Cocinamos el arroz a fuego lento unos 40 minutos aproximadamente revolviendo de vez en cuando para que no se pegue, con cuidado que no se rompan los granos.

[He preparado el arroz como lo hago habitualmente, cociéndolo en la leche y no como se hace en Dinamarca, cociéndolo primero en agua].

Retiramos del fuego, volcamos el arroz en un recipiente y dejamos enfriar por completo. Cuando está frío refrigeramos toda la noche para que adquiera consistencia y espese.

Montamos la nata y la añadimos al recipiente del arroz. Añadimos la almendra entera y con ayuda de una espátula mezclamos con movimientos envolventes.

Calentamos un poco la salsa o la mermelada de cerezas. Llenamos unos cuencos individuales con puding de arroz, añadimos por encima unas cucharaditas de salsa de cerezas y decoramos con unas almendras fileteadas y una cereza entera.

ris-a-la-mande

Si en casa el arroz con leche nos gusta, el arroz con leche danés nos encanta. La nata montada hace que la textura sea todavía más suave si cabe y la combinación con la salsa de cerezas es extraordinaria.

ris-a-la-mande

No es por nada, y que me perdonen los asturianos, pero esta variante de arroz con leche me ha encantado y la voy a incorporar a mis recetas de cabecera. Ya os la prepararé si venís algún día a cenar a casa.

ris-a-la-mande

Ahora lo que tengo es ganas de probarlo in situ, en Copenhague, por ejemplo en algún restaurante del puerto de Nyhavn, admirando una vista característica, de sus barcos, terrazas y fachadas de colores, que son parte de la iconografía de la ciudad danesa.

También Podría Gustarte

18 comentarios

  1. Estupenda receta Ana, a punto este de prepararla. Pili y tú habéis coincidido.
    Gracias por tus palabras, pero la que tengo que agradeceros soy yo a todas vosotras por acompañarme. En esta tarea que como bien dices lleva tiempo y trabajo, pero que lo hago encantada y con mucha ilusión.
    Preciosa la historia de esta receta. Yo tampoco conozco Copenhague y lo tengo en pendientes. A ver si cumplimos nuestros sueños y podemos disfrutarlo pronto. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Que pasada Ana,menuda pintaza que tiene..me he enamorado!!tiene que estar delicioso
    besotes!

    ResponderEliminar
  3. Que rico, tiene una pinta, y unas fotos :)

    ResponderEliminar
  4. Se ve delicioso y la idea de la mermelada de cerezas me parece lo mas!

    ResponderEliminar
  5. Ana que lindas fotos, me he leído todito tu post, y me encanta la explicación que haces de a receta. El arroz de leche de toda la vida con variaciones en cada país, a mi me fascina este postre y tu lo has seguido al pie de la letra según la receta tradicional danesa. Eso de los niños y las almendras quiero que me salga unita :) parezco una chinita chiquita con esas historias. Esos seres mágicos como elfos y demas seres me encantan y la historia de los niños dejando una parte de su postre para ellos, si que es un chantaje, pero amé la historia.

    Muy bonitas fotos.
    Guardo tu receta porque esta deliciosa
    besos

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito te ha quedado, y tiene que estar buenísimo. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  7. Qué bonita la historia del postre, Ana!!. Desde luego estos viajes están llenos de cultura y eso es lo que me encanta del Reto!!. Tu propuesta es deliciosa!!. Un beso!!.
    MAIKA-DULCE PECADILLA

    ResponderEliminar
  8. El arroz con leche me gusta mucho y las fotos son preciosas.No conocia tu blog asi que me quedo por aqui y nos vemos pronto.besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  9. ¡Me encanta la historia del postre! Y creo que debo de probarlo, porque el arroz con leche me encanta :D
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Que gran post!!!!!!!!!!!!!!!!!!! me ha encantado... Lo que he aprendido!!!!!!!!! y tu aportación me parece genial... Después de todo lo que investigué yo con el arroz con leche de sabores, este no me lo puedo perder... Me pirra el tema de la salsa de cereza, muy de temporada ahora. Y lo de la almendra entera es lo mas!!!!!!!!!! como nuestro regalo del roscón!!!!!!!!!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Ainssss...que cabeza la mía, se me ha pasado el reto. Tu postre una delicia y con las fotos que haces (y ya sé que me repito, jejeje) me haces babear.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Qué rico Ana! Tiene una pinta deliciosa. Y las fotos son espectaculares, me encantan!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. que buena pinta¡¡ seguro que esta de chuprse los dedos.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  14. Un postre Maravilloso, se ve riquísimo y muy cremosito una receta para no para de comer y una fotografía estupenda
    Un Beso!
    Kim

    ResponderEliminar
  15. Que delicia de arroz con leche y como siempre tus fotos invitan a llevarse unos cuantos sin pensarlo, deben estar exquisitos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Me encanra Ana!! Me gusta mucho este arroz con leche... hace tiempo probé gracias al reto uno parecido y me encantó... a mi es que el arroz con leche me vuelve loca :) un beso

    ResponderEliminar