Belgian brownies. {Receta belga}

martes, noviembre 10, 2015

belgian-brownies, brownie

El final del mes pasado ha sido un no parar y justo antes de acabarlo he vuelto a coger nuestro avión mensual de #reposterasporeuropa para darme una vuelta y conocer un poco más la gastronomía de nuestro continente, este mes con destino a Bélgica.

He desembarcado en Bruselas, ciudad que ya conocía, pero a la que siempre es un placer volver. He soltado los trastos y me he ido corriendo a la Grand Place, una verdadera maravilla, con sus casas gremiales, el Ayuntamiento, el bullicio de la gente sentada en sus restaurantes y bares donde se pueden comer sus famosos mejillones al estilo belga con patatas fritas (nada que ver con nuestros mejillones gallegos) acompañados de una de la multitud de variedades de cerveza belga. Una de las plazas más bonitas que conozco

belgian-brownies, brownie

Bruselas es una ciudad cosmopolita, en la que hay que disfrutar de sus coloridas fachadas cómic, porque no sé si sabéis que aquí nació Tintín, del Art Nouveau y el Art Déco, de monumentos como el Atomium, que se creó con motivo de la Exposición Universal de 1958 (del año no me acordaba) y ahí sigue, el Parque Real con el Palacio Real, la Comisión Europea que estamos hartos de ver en televisión... y como no, el Manneken-Pis que es uno de los símbolos más representativos de Bruselas y que seguro que todos conocéis al menos de oídas.


Os cuento que no sé por qué motivo, la primera vez que fui a Bruselas, imaginaba que esta escultura sería la típica fuente de considerable tamaño y que estaría situada en medio de una plaza. ¡Pues no! Cuando la vi, se me quedó una cara... Resulta que el "niño meón" en cuestión, mide unos 50 cm. aproximadamente y está situado en una esquina entre dos calles muy cerca de la Grand Place. Vamos, que si te descuidas pasas de largo, sino fuera porque siempre hay mucha gente fotografiándolo.

belgian-brownies, brownie

Pero seguro que lo que más os apetece es que vaya al grano, al "grano gastronómico" me refiero. Si os gusta el chocolate, esta es vuestra ciudad, no en vano, en ella se encuentran muchos de los mejores maestros chocolateros del mundo. En Bruselas se pueden visitar chocolaterías de fama mundial, unas de las más conocidas son Godiva o Galler en la Grand Place. Por mucho que os imaginéis, si no habéis estado, no vais a tener una idea de lo que son estas chocolaterías. Aviso importante: puedes llegar a volverte loco entre tanto y tanto chocolate por sus diferentes formas, colores, texturas, sabores, presentaciones, personalizaciones... ¡apetecen todos!.

También y dejando a un lado el chocolate, otros de sus dulces típicos son los famosos gofres, los de Bruselas y los de Lieja, estos últimos se preparan con azúcar perlado, son más pequeños y más dulces y se caracterizan por ir recubiertos de una capa de caramelo. Otros dulces típicos son los "couque" de Dinant unas galletas preparadas con harina, miel y azúcar, los Speculoos o galletas especiadas preparadas con azúcar moreno y especias, que se consumen tradicionalmente en la época de Adviento y Navidad o las Lierse vlaaikens (tartaletas de Lier). Entres sus tartas destacan la tarte au maton, que es una tarta de queso blanco, leche agria y almendras, la flamiche o tarta de queso local que se sirve caliente o la tarte au stofé, que es una tarta de queso blanco, almendras y pasta de manzana.

belgian-brownies, brownie

Finalmente y después de este empacho gastronómico, me he decidido por el chocolate y he preparado estos brownies belgas, receta de la famosa panadería Le Pain Quotidien, que nace de la inquietud de su creador, Alain Coumont, belga que provenía de familia de panaderos, por encontrar la fórmula del pan que él recordaba que hacía su abuela y así después de varios años encontró esa masa madre en París y la exportó a través de sus panaderías repartidas por todo el mundo. En Le Pain Quotidien, destacan entre otros dulces sus "belgian brownies" o brownies belgas de chocolate en forma de pequeños bocados que son los que hoy os traigo, según la receta de esta famosa panadería.

belgian-brownies, brownie

INGREDIENTES (14 unidades)

  • 250 gr. de chocolate negro
  • 250 gr. de mantequilla, en trocitos
  • 5 huevos batidos 
  • 250 gr. de azúcar glacé
  • 30 gr. de harina de repostería


ELABORACIÓN

Picamos el chocolate en trozos y lo ponemos en un recipiente para el baño maría y agregamos la mantequilla también en trozos. Colocamos el recipiente sobre una cacerola de agua hirviendo a fuego lento, hasta que los dos ingredientes se hayan derretido. Mezclamos bien y pasamos la mezcla a un recipiente más grande. Reservamos.

Precalentamos el horno a 160º C y colocamos las cápsulas en una bandeja para hornear cupcakes.

Tamizamos el azúcar y la harina y las añadimos en el chocolate. Agregamos los huevos batidos y mezclamos bien. Tapamos y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Vertemos la mezcla llenando cada cápsula 2/3 de su capacidad y horneamos de 35 minutos.

belgian-brownies, brownie

Cuando los saquéis del horno, los brownies seguirán estando húmedos, esto es normal y no significa que no estén hechos, además primero estarán hinchados y luego irán bajando según se vayan enfriando.

belgian-brownies, brownie

Cuando los pruebas la experiencia es brutal. El sabor a chocolate es súper intenso y la textura húmeda y dulce, a pesar del sabor amargo que de por sí tiene el chocolate negro.

belgian-brownies, brownie

A pesar de ser unos bocados con un aspecto rústico, nada más lejos de la realidad. La suavidad de la masa y el profundo sabor a chocolate negro son debidos a la gran proporción de mantequilla y chocolate de la receta.

Y qué deciros del olor que impregna la cocina mientras se están horneando... ¡¡Irresistible!!

belgian-brownies, brownie

Resumiendo, este viaje ha sido apasionante, no sólo por la gastronomía en sí, sino por el destino y es que, por no aburriros, no he querido seguir hablando de las ciudades, pero no podía acabar este post sin recomendaros una ciudad belga que para mi, junto con Florencia, es una de las ciudades más románticas y divinas que he visitado. Me refiero a la ciudad de Brujas. Si tenéis oportunidad, no dejéis de visitarla porque es una ciudad mágica en la que el tiempo parece haberse detenido en la Edad Media. Se la conoce como "la Venecia del Norte" porque sus calles empedradas están atravesadas por una red de canales, lo que la hacen una ciudad todavía más encantadora.

belgian-brownies, brownie

Y a 20 minutos en tren más o menos tenéis Gante, otra preciosa ciudad medieval, más grande que Brujas que cuenta también con un centro histórico precioso y su famosa universidad que da muchísima vida a la ciudad siempre llena de estudiantes.

belgian-brownies, brownie

Y ya os dejo, muy a mi pesar, porque escribir acerca de los lugares que conozco me encanta. No sé por qué me da la impresión que este mes va a triunfar el chocolate.

También Podría Gustarte

31 comentarios

  1. Mmm Ana que delicia, a ver si con la ayuda de mi madre mañana los hago que ando con mono de chocolate jijiji, unos pasteles riquidimos un abrazo
    carolina

    ResponderEliminar
  2. Ana que pinta más buena tienen, y decorados con nueces pecanas ummmmmmmmmmmm soy una apasionada de las nueces pecanas. Esta semana me pìllé una buena farta de ellas. Aquí en muy difícil conseguirlas, solo se encuentran cuando llegan las navidades, y el otro día que fui al Lidl y las ví no puede resistirme a coger unos kilitos jajajaja
    Feliz martes, besos

    ResponderEliminar
  3. Por favor, pero que pintaza tienen!!!!!!!!! ese brownie abierto por la mitad ha hecho que se me den la vuelta los ojos!!!!!!!!!. Me he visto muy reflejada en tus palabras, que gusto hablar de los sitios que te han gustado tanto, verdad?

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola! Nos encanta el brownie y últimamente siempre lo hacemos así dentro de las capsulas, queda una presentación genial! Con la de cosas que nos has contado nos dan ganas de viajar ya jeje besis

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmmmmm... pero que brownies tan ricos!!!! Aisss, si no fuera por la dieta te cogía un par, o mejor cuatro, así uno para cada uno y no nos peleamos... jejejeje!!!
    Te han quedado espectaculares, y las fotografías maravillosas, como siempre ¡ARTISTA!
    Besitos!!! ^_^

    ResponderEliminar
  6. que pasada de brownies!!me encantan Ana,y me ha encantado tu recorrido por las calles de Bruselas,por un momento me he transportado totalmente allí y me imaginaba sus olores
    besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan estos brownies, y las fotos me fascinan como siempre y tu entusiasmo con el viaje es una delicia, Besitos

    ResponderEliminar
  8. Super buena pinta tienen!!! Nos llevamos un par ahora mismo! jejeje besitos

    ResponderEliminar
  9. Que buena receta, me encantó, y las fotos ni hablar, excelentes como siempre :) besos

    ResponderEliminar
  10. Me has matado con esta receta, me encanta!!!! Tu narración del viaje me recordó a mi viaje a Bélgica, un lugar precioso sin dudas...
    Seguro que pruebo la receta!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Monos de la muerte y deben estar geniales. Besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho tu blog y x supuesto la receta, y me encanta que hables de Bélgica y menciones a Tintín!!!
    En mi blog tengo una pestaña dedicada a Tintín al que me llevo a todas partes, aunque esta un poco en obras esa sección.
    Y he de destacar la fotografía, es muy buena!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. con el cafecito deben estra buenisimos!!! bravo!

    ResponderEliminar
  14. Ana primero te digo que me encanta viajar a través de las historias que leo en los blogs porque así esté lejos aprendemos y conocemos montones, me encanta toda la historia, nunca olvidaré las clases de historia del diseño con Victor Horta y el Art Nouveau. Fascinante conocer cada una de estas ciudades, la historia y magia que deben tener es increíble.

    En cuanto a la receta con esas fotos tan bonitas, no dudo ni por un instante lo delicioso que te habrán quedado los brownies, los olores que desprende la cocina cuando se hornean estas delicias no tienen precio.
    Que mejor que acompañarlos con un buen café.

    Un abrazo y felicidades por tu aporte que quedo de lujo!.

    ResponderEliminar
  15. Qué buenos para el desayuno con un café .... mmmmmm

    ResponderEliminar
  16. Ay madre mía que antojazo, que rico! Quiero uno que tengo el café en la mano! Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  17. Excelente receta, estupendo blog. Me quedo por tu cocina, un beset

    ResponderEliminar
  18. Parecen magdalenas, qué ricas¡ A mí también me encantó Bélgica¡ Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  19. Hola preciosa!! que magnífica receta y entra que has hecho!! me ha encantado leerla!! es que eres un sol!! Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Hola, Ana!! Acabamos de descubrir tu blog, y nos quedamos por aquí para ver más recetas tan ricas como estas!! Nos han encantado estos brownies, es nuestro dulce preferido y nos encanta descubrir versiones nuevas :D Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Menuda pinta tienen estos brownies! Además en cápsulas individuales son más prácticos porque no te pasas con la ración (salvo que no puedas resistir la tentación de coger más de uno!

    Como siempre unas fotos fantásticas y una entrada impecable

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  22. Que originales !!! con una pinta estupenda¡¡ seguro que no puedes comer solo uno
    bs

    ResponderEliminar
  23. Ana te aplaudo y me quito el sombrero, que maravilla y currada de post. Me he emocionado mucho leyéndolo y has conseguido transportarnos hasta este pais. De la receta que te voy a contar, muy original y chocolateada como tocaba viajando a Belgica. Y de las fotos ya ni te cuento, preciosas

    ResponderEliminar
  24. Que buena pinta tienen estos brownies individuales. Quien tuviera ahora uno para la merienda. Yo de Belgica solo conozco Brujas y sólo pasé allí un día, pero me encantó la ciudad con sus canales y sus edificios tan bien conservados.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  25. El chocolate es mi perdición y esta se ve espectacular, te han quedado fantásticos. Por cierto, bonitas fotografias, que también es muy importante :)

    ResponderEliminar
  26. Mmmm que delicia!! con lo que me super encantan los brownies :) y éstos, con esta presentación tan chula!! Me encantan!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  27. ñam que delicia de muffins los que nos has traído de Bélgica!!!! una entrada muy bonita, me ha encantado leerte, la verdad es que me has transportado a Bélgica, muchas gracias por ese viaje virtual!!!!! y las fotos una belleza, me han encantado cada una de ellas, una verdadera belleza!!!!!! un beso enorme y felicidades

    ResponderEliminar
  28. Estos brownies tienen que estar para morirse!! :O Y estoy de acuerdo con Mariana: que fotos chica!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Que brownies más ricos Ana, se ven deliciosos!!! No he estado nunca en Bruselas, pero leyendo tu entrada siento que la conozco...gracias!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  30. Estoy alucinando con tu intro y estos fantásticos brownies que están diciendo devórame lentamente!! Me han encantao!! Felicidades guapa! un besazo

    ResponderEliminar