Bizcocho invertido de mandarina. Reto 'Alfabeto Dulce'

viernes, noviembre 25, 2016

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Hace unos días, me decía una compañera de reto: "me encanta tener que combinar dos ingredientes para preparar la receta", y le doy la razón. Pero es que si además uno de los ingredientes de este mes son los cítricos...

Y mirad que he dejado a vuestro libre albedrío la elección. Este mes mi amiga Nuria del blog My Little Bakery y una servidora hemos elegido los ingredientes que servirán para preparar el recetario del mes de noviembre del Reto "Alfabeto Dulce". Las semillas de amapola combinan a la perfección con estas frutas que tanto me gustan.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Me puse en contacto con la persona que por orden de la lista de participantes le correspondía elegir ingrediente (está publicada en el blog) y tras varios días sin obtener respuesta, y por no dilatar más la espera, decidí que uno de los dos ingredientes de este mes lo elegiría yo. Y así empezó todo, con la "C" de Cítricos.

También tengo que deciros que esta no fue mi primera opción. Estuve barajando la posibilidad de elegir el coco, que es otra fruta que me apasiona para "postrear", aunque finalmente, y dado que de esta manera el abanico de posibilidades podía ser mucho más amplio, era preferible que fuerais vosotros los que eligierais qué cítrico utilizar.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Hay cítricos para todos los gustos, aunque todos se caractericen por su acidez en mayor o menor medida. Son empleados en repostería porque su piel es rica en glándulas con aceites esenciales y la ralladura se utiliza para aromatizar todo tipo de postres.

Los cítricos en general son ricos en vitamina C y antioxidantes. El intenso aroma de sus flores, en ocasiones se utiliza, como en el caso de las flores del naranjo, para obtener esencias naturales como el aroma de azahar que también utilizamos en la repostería.

A la hora de la verdad no sabía qué cítrico elegir y finalmente me he decantado por las mandarinas, de las que estamos en plena temporada. Siempre os digo que me encanta utilizar frutas de temporada que en otros momentos del año no tenemos a nuestro alcance y así aprovechar y disfrutarlas unos cuantos meses.

tangerines, mandarinas, citrus

Pero también podíais haber elegido nuestras maravillosas naranjas, en cualquiera de sus variedades. A mi me gustan especialmente las sanguinas, por su sabor dulce y su precioso color rojo intenso. No es posible encontrarlas en cualquier frutería ni tampoco en cualquier época del año como otras variedades de naranjas, pero ahora estamos en plena temporada, así que si no las habéis probado, os recomiendo que lo hagáis.

Una de las opciones más ácidas eran los limones o las limas. Porque las limas no sólo se emplean para hacer mojitos... A mi me encantan ambas frutas. Me las como a mordiscos incluso cuando están tan ácidas que tienes que cerrar los ojos de la impresión... Y ya sé que esto lo he dicho en más ocasiones, pero lo vuelvo a repetir por si hay alguien que es la primera vez que me lee: la combinación de la lima con las frutas del bosque (en especial con frambuesas o arándanos) es espectacular.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Aún hay más cítricos donde elegir, como por ejemplo el pomelo que ya utilizamos en el Reto "Alfabeto Dulce" del mes de abril. Es una fruta muy versátil que se puede utilizar para preparar recetas tanto dulces como saladas.

Y para el final he dejado dos cítricos más difíciles de encontrar: el kumquat y el yuzu. Ambos son frutas exóticas provenientes de Asia. El kumquat se conoce también como naranja enana y su sabor es ligeramente ácido aunque con matices dulces. El yuzu es parecido a una pequeña naranja pero con la piel hinchada y el sabor es similar al del pomelo con toques de mandarina. Precisamente esta semana he probado una crema de yuzu en un restaurante que han abierto hace unos meses en Majadahonda.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Tengo que deciros que a mi, de los cítricos, me gusta todo, hasta la cáscara. Ésta se puede caramelizar y utilizarla como acompañamiento o para decorar algunos postres, cortándola en juliana o en rodajas, incluso bañándola con chocolate, maridaje que me parece perfecto.

En cuanto a las semillas de amapola, he de reconocer que las he utilizado poco y siempre en bizcochos porque me encanta la textura que aportan. Por cierto, a la pregunta que me habéis hecho algunos de que dónde pueden comprarse, os diré que suele haberlas en herbolarios, tiendas de especias a granel, tiendas especializadas en productos naturales y por supuesto en Internet.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Ingredientes 

Para el bizcocho 
  • 3 mandarinas 
  • Azúcar moreno 
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente 
  • 185 gr. de azúcar moreno 
  • 3 huevos tamaño L 
  • 200 gr. de harina 
  • 2 cucharaditas de levadura 
  • 50 gr. de almendras molidas 
  • 100 gr. de yogur griego 
  • El zumo y la ralladura de 1 mandarina 
  • 2 cucharadas de semillas de amapola 

Para el almíbar
  • El zumo de 2 mandarinas 
  • 4 cucharadas de azúcar


Elaboración

Precalentamos el horno a 180ºC y forramos el fondo de un molde desmontable de 20 cm. con papel de horno y engrasamos el molde.

Espolvoreamos la base del molde con el azúcar moreno. Cortamos en rodajas finas las mandarinas y las colocamos en el fondo del molde sobre el azúcar

En el vaso de la batidora de pie batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté esponjosa y haya aumentado su volumen.

Añadimos el yogur griego y los huevos, uno a uno, batiendo antes de cada nueva adición.

Tamizamos la harina, la levadura y las almendras molidas y las añadimos a la mezcla anterior. Agregamos la ralladura y el zumo de mandarina y mezclamos bien con ayuda de una espátula.

Por último incorporamos las semillas de amapola revolviendo la masa hasta que estén integradas.

Vertemos con cuidado la masa sobre las mandarinas que habíamos colocado en el molde y la alisamos con una espátula.

Horneamos unos 80 minutos hasta que el bizcocho esté dorado o hasta que insertando un palito en el centro, éste salga limpio.

Mientras horneamos el bizcocho, preparamos el almíbar poniendo el zumo de mandarina y el azúcar en un cazo a fuego fuerte y dejando que hierva y reduzca hasta que se convierta en un jarabe no demasiado espeso.

Sacamos del horno y dejamos reposar unos minutos. Cuando todavía está caliente desmoldamos con cuidado, volteando el bizcocho y dejando la parte inferior hacia arriba, retirando el papel con cuidado.

Glaseamos con el jarabe de mandarina y servimos caliente o a temperatura ambiente. Podemos acompañar el bizcocho con nata montada, helado o yogur griego natural.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

Yo no sé si tendrá algo que ver, pero bizcocho invertido que hago, bizcocho invertido que me quitan de las manos. ¡El éxito ha sido rotundo!. Os recuerdo el bizcocho invertido de plátano que hice hace unos meses.

No sé si será la técnica "upside down" a la hora de elaborar estos bizcochos o que ha sido pura coincidencia, pero ambos han gustado muchísimo en casa.

bizcocho invertido de mandarina, poppy seeds, tangerine upside down cake

A este paso, creo que me voy a hacer especialista en este tipo de bizcochos y sinceramente, no me importa en absoluto, porque se pueden preparar con cualquier tipo de fruta y están riquísimos.

Confío que este mes tengamos un gran recetario con una gran variedad de propuestas.

También Podría Gustarte

9 comentarios

  1. Madre mía Ana... Tremendo corte que tiene tu aportación... Rebosa jugosidad por todos sitios!!!!!!!!! hubiera estado muy interesante lo del coco... Ahí queda pendiente.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que delicia de tarta,y que simpatico reto.
    Un saludo
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Deliciosa me sabe!!. Aunque no la haya probado, pero puedo imaginar lo tremenda que está!!
    Besos!!
    http://maryjosekakes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Ummmmm pero que pintaza !!! Con lo que me gustan a mi las semillas de amapolas y las mandarinas ... una combinación perfecta !! Besos Ana

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu propuesta!! Y no porque hayamos coincidido, eh? Las fotos son preciosas y dan ganas de hincarle el diente al bizcocho.
    Un besote y enhorabuena por estos tres años.

    ResponderEliminar
  6. Con estos ingredientes has conseguido un bizcocho muy delicado y delicioso, seguro!!! Nos encontramos en el próximo reto. Besos,

    ResponderEliminar
  7. Cómo siempre, nos dejas anonadadas con tus postres, que pintaza tiene... mmm!!! Las naranjas de la parte superior se las quitaba porque no me gusta la fruta horneada tal cual, pero el bizcocho me lo comía enterito, tiene una pinta fantástica, se ve súper jugooooooooooooso y se me hace la boca agua (y yo a dieta... aisss).
    Una pasada de receta jefa!!! ^_^
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu aportación, te la voy a robar! :)

    ResponderEliminar
  9. Que bizcocho más rico. Me encanta como quedan los bizcochos invertidos visualmente aunque nunca me he animado a prepararlos, siempre acabo tirando de los clásicos jajajaj
    Un saludo :)

    ResponderEliminar