Turbakook o pastel de turba. {Receta estona}

lunes, mayo 15, 2017

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

De nuevo tenemos una cita con el reto #reposterasporeuropa y volvemos a una zona que ya hemos visitado con anterioridad en nuestros viajes a Letonia y Lituania, pero en esta ocasión viajamos más al norte. Este mes nuestro destino es Estonia.

Estonia es una de las tres repúblicas bálticas que se separó de la URSS en el 91 y que a raíz de esa separación abrió al mundo su cultura, con grandes lazos históricos y culturales con los países nórdicos y más concretamente con el pueblo finés, y así incrementó con ello su turismo.

Es un país bañado por el frío mar Báltico con un litoral recortado, compuesto por costas bajas y escarpados acantilados y además cuenta con numerosas islas. Llano en su interior con extensos bosques que forman parques naturales y con gran cantidad de lagos. Es por todo esto que Estonia también es un destino de turismo ecológico.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

Tallín, la ciudad donde hoy aterrizamos, es su capital y está situada al norte del país. Esta ciudad medieval amurallada, declarada "Patrimonio de la Humanidad" por la UNESCO, está formada por numerosos edificios y rodeada por una muralla. Pasear por su casco antiguo es una maravilla. Está divida en dos partes: la parte alta donde vivían los nobles y la parte baja que es donde vivía el "pueblo", ambas con un encanto especial.

En la ciudad baja no podemos dejar de visitar la Plaza del Ayuntamiento o (Raekoja Plats), plaza que en verano se llena de animadas terrazas y en invierno alberga el tradicional mercado navideño y el Ayuntamiento (Raekoja), edificio gótico coronado por una veleta conocida como "Viejo Tomás", sobre la que la historia cuenta una leyenda y que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

En una esquina de esta plaza también podemos encontrar la farmacia más antigua de Europa o (Raeapteek) y muy cerca, la Iglesia del Espíritu Santo con su precioso reloj y las Iglesias de San Nicolás, que funciona como sala de conciertos y San Olaf que en la Edad Media era el edificio más alto de Europa.

Mientras visitamos todos estos edificios nos adentraremos en la ciudad de Tallín y en sus encantadores rincones que descubrimos a medida que vamos paseando por sus calles de casas medievales llenas de artesanos, galerías de arte, confiterías...

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

En la Ciudad Alta (Colina Toompea a la que se puede acceder a través de dos calles, Pierna Larga (Pikk Jaig) y la calle de escaleras Pierna Corta (Lühike Jaig), podemos visitar la Catedral Ortodoxa rusa de Alejandro Nevsky de preciosas cúpulas y con su interior decorado con mosaicos e iconos, el Parlamento situado en frente o la Catedral de Santa María (Toomkirik).

También merece la pena destacar los restos de sus murallas medievales que cuentan con 20 torres defensivas y dos puertas de entrada y que rodean la ciudad antigua. Desde los miradores que hay en la parte alta se pueden admirar bonitas vistas de la ciudad de Tallín y de las murallas.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

En cuanto a su gastronomía, es sencilla, basada en la carne de cerdo, el pescado y las hortalizas, acompañadas de pan negro generalmente. Son típicas las sopas como la de salchichas, patatas y jamón o "seljanka" y guisos de legumbres o  también los "zakuski" o entremeses variados. Algunos platos típicos el "mulgikapsad" o carne de cerdo acompañada de col agria y patatas, los "pirukas" o pasteles rellenos de carne con zanahorias o el pescado ahumado como la trucha o "forell" o el salmón o "suitsülohe".

En Tallín podemos degustar los famosos chocolates y mazapanes Kalev cuya fábrica se remonta a hace más de 200 años. En Kalev Chocolate Factory, podemos encontrar todo tipo de bombones, barras de chocolate y cajas con diferentes variedades de mazapanes decoradas con imágenes de Tallín, ideales para regalar.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

En cuanto a las especialidades de la repostería estona, encontramos el "kringle" o especie de roscón de Reyes báltico, el "kohuke" o barrita de chocolate rellena de queso quark, "kardemumma kaka" o pastel de cardamomo, "kräsupea kook" o tarta de cerezas con chocolate y crema agria, o el "semla" que es un bollo tradicional relleno de crema de leche, entre otras.

Después de investigar he decidido preparar un "turbakook" (peat cake) o pastel de turba y que os enseño a continuación.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

INGREDIENTES

Para la corteza

  • 200 gr. de harina 
  • 120 gr. de mantequilla fría en trocitos
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 2 cucharadas de azúcar 

Para el llenado

  • 600 gr. de queso cottage (requesón)
  • 150 gr. de yogur griego
  • 150 gr. de azúcar  
  • 2 huevos 
  • 2 cucharadas de Maizena


ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180° C. Engrasamos un molde desmontable de 20 cm. y forramos la base con papel de horno..

En un recipiente combinamos la harina, el cacao en polvo y el azúcar y le añadimos la mantequilla en trocitos. Los mezclamos con la mano hasta que se formen migas. Reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar en la batidora de pie hasta que la mezcla sea espumosa unos 10 minutos. En un recipiente aparte mezclamos bien el queso cottage y el yogur griego y lo incorporamos a la mezcla de huevo.

Por último agregamos la Maizena y mezclamos bien hasta que se integre por completo.

Extendemos la mitad de las migas sobre el fondo del molde presionando bien. Vertemos el relleno de queso encima y por último extendemos el resto de migas sobre el relleno de queso.

Horneamos de 50 a 55 minutos. Apagamos el horno y dejamos la puerta entreabierta para evitar que haya una pérdida de temperatura brusca. Sacamos el pastel del horno y dejamos que se enfríe por completo a temperatura ambiente.Refrigeramos toda la noche si es posible.

Al día siguiente lo desmoldamos y lo presentamos en un plato o cake stand.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

Este pastel de queso es diferente a los cheesecakes que estamos acostumbrados a tomar, por su textura. Se prepara con queso cottage o queso de granja (tipo requesón) porque es más seco y granulado. Yo lo encontré en una gran superficie pero si no lo tenéis a mano podéis utilizar ricotta o queso fresco para dar una textura parecida a la tarta.

peat-cake, cheesecake-de-estonia, turbakook, pastel-de-turba

El nombre que recibe este pastel es porque su parte superior de migas de chocolate, se asemeja a la turba o carbón vegetal. Luego su interior nos sorprende con un sabor diferente, quizás un poco salado y que le da a este postre un sabor muy particular.

Espero que mis compañeras de viaje hayan disfrutado tanto como yo de este destino y que vuelvan cargadas de recetas dulces maravillosas. ¡Seguro que sí!

También Podría Gustarte

20 comentarios

  1. Vaya pinta mas rica tiene Ana, me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Cristina, a ti como a mi también te gustan los cheesecakes que lo sé de buena tinta :)

      Eliminar
  2. Me lo he disfrutado todito Ana!!, este me lo guardo porque como dices es diferente a un cheesecake la textura del requesón granulado le da un sabor distinto, creo que es una completa delicia, lo guardo para hacerlo porque todo lo que lleve requesón, ricota y este tipo de quesos me parece delicioso. Muchas gracias por compartir esta rica delicia, tus fotos preciosas y toda la información que nos das se agradece.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues desde luego te invito a que lo pruebes Natalia, porque te sorprenderá y a la vez diría sin temor a equivocarme que te encantará.
      Cada vez me gusta más participar en este reto por lo mucho que aprendo y por lo mucho que me enseñáis con vuestras recetas. Besotes

      Eliminar
  3. Tiene una pinta espectacular, hipercremosa y supongo que no debe estar muy empalagosa tampoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario, nada empelagoso. La textura es bien diferente a la que aporta el queso Philadelphia.
      Me alegro mucho que te haya gustado.
      Besotes

      Eliminar
  4. Que ricas son las tartas de queso y esta tiene una pinta estupenda.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan mucho las tartas de queso, son de mis postres preferidos. Gracias por tus palabras. Besitos mil

      Eliminar
  5. que delicia de tarta, este trozo me lo llevo y me lo voy a comer con un thé
    besossssss
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo que te guste Rosa, espero que te sepa deliciosa con ese té. Muchas gracias :)
      Besotes

      Eliminar
  6. madre mia q pinta q tiene, y lo bien que sienta despues de ese tour que nos haces por la capital... el corte se ve genial, preciosas tus fotos Ana, encantada de pasar por aqi, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Bea!!!
      Me alegro que te guste, yo estoy encantada también de estos viajes que me hacen aprender tantas cosas y sobretodo compartir entre todas tantas recetas. Mil gracias por tu visita.
      Un besazo

      Eliminar
  7. Qué buena pinta. Este pastel tiene que estar delicioso. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena!!!! Estaba muy rico, seguro que tanto como tu kringle!!!
      Un besote

      Eliminar
  8. Esta receta hay que probarla, nos la apuntamos para este fin de semana. Felicidades por el reportaje de fotos de la elaboración, exquisito gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a vosotros por la visita. Bienvenidos a Cook the cake!!! Encantada de teneros por aquí. Espero que disfrutéis con la receta.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Qué post tan completito, guapa!
    Un poco de cultura y un pastel súper rico que no conocía, me voy encantada, pero más encantada al llevarme un trocito ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado el post y el postre.
      La verdad es que disfruto muchísimo escribiendo estos post porque además de divertirme me hacen aprender muchas cosas. La receta ya te digo que estaba riquísima.
      Un besote

      Eliminar
  10. guaoooo que pinta mas rica tiene!!!!! me guardo esta receta porque me encantan los postres con queso, son siempre muy ligeros, frescos y ricos!!!!!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariana!!!
      Si, estaba muy rico. Lo llevé a clase y voló visto y no visto.
      Muchos besos

      Eliminar